Julio De Vido sería llamado a declarar por sus advertencias. Un grupo de fiscales analiza llamar al ex ministro K para que cuente todo lo que sabe sobre casos de corrupción en el kirchnerismo, especialmente por las fuertes declaraciones que hizo su esposa Alessandra Minnicelli.

“Julio tiene mucho para contar”, fue la frase que cayó como una bomba en el peronismo, tanto gobernadores, intendentes y funcionarios (actuales y pasados), además de empresarios que podrían verse involucrados en causas de corrupción.

Enojado con Cristina, que fuera su jefa política, no se descarta que el ex ministro K de Planificación “prenda el ventilador” ante la Justicia por sus declaraciones, según consigna el diario Clarín.

Así salpicaría no solo a muchos de quienes fueran sus compañeros, sino también a la propia expresidenta, que dijo que “no pondría las manos en el fuego” por él. “Si Julio es culpable, Cristina también”, fue el lacerante mensaje que ya envió el abogado de De Vido Maximiliano Rusconi.

Ex segunda de SIGEN, uno de los organismos de control del Estado, Minnicelli dijo en una entrevista con América que su marido sólo ejecutaba el plan de los Kirchner y, cuando le preguntaron por Ricardo Jaime y José López -también presos por corrupción- respondió: “Jaime y López son Kirchner”.

“Julio ha sido la cara visible del gobierno de Néstor y Cristina Kirchner”, fue otro de los fuertes mensajes que le envió a la exmandataria.

En principio, un grupo de dirigentes ya se anotó para ir a visitarlo al penal federal de Marcos Paz, donde está detenido.

Vía NEXO | Ver post original